la furia de Graciela Camaño estalló contra Emilio Monzó No hacemos un carajo!

BOX 05 de abril de 2019 Por
La legisladora Graciela Camaño pronunció un encendido discurso durante una sesión en la que la oposición no pudo tratar proyectos sensibles para el Gobierno de Mauricio Macri.
camaño



El Congreso de Argentina fue escenario de una tensa jornada este jueves en la Cámara de Diputados, donde la oposición intentó sin éxito tratar dos temas sensibles para el Gobierno de Mauricio Macri en el marco de la crisis económica: la baja de tarifas y las exención al impuesto a las ganancias para jubilados. 

Durante la sesión, que tuvo el quórum justo gracias a la presencia de 130 legisladores, la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, cuestionó al oficialismo por intentar bloquear desde temprano el tratamiento de los temas.

Apelando, según el reglamento, a una cuestión de privilegio, criticó duramente al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, como principal responsable de lo ocurrido: "Todos los gobiernos, desde la democracia hasta acá, han abierto las puertas de este recinto para que se discuta, se vote, se gane y se pierda".

Y continuó: "Usted no puede seguir mostrándonos a nosotros, cobrando ingentes sumas de dinero, mientras no hacemos un carajo". 

La diputada sostuvo que, en medio de la crisis, se sentía avergonzada como "nunca antes" del salario que cobraba como legisladora, porque siempre había asistido para "trabajar". 

"No podemos seguir cobrando lo que cobramos, mientras no hacemos un carajo, porque el pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta", sostuvo irónica.

Por último, se dirigió directamente a los legisladores de Cambiemos, la alianza gobernante, por algunos gestos que provenían de ese bloque en pleno discurso de Camaño: "Damos vergüenza, a pesar de las sonrisas socarronas de los que creen que la política se maneja por las redes diciendo estupideces. Dan vergüenza. Porque los que se llevaron la llave [del Congreso] a Balcarce 50 [Casa de Gobierno] son ustedes".

Los senadores de la Argentina cobran un salario de bolsillo, entre dieta y gastos de representación, de alrededor de 130.000 pesos (2.995 dólares) en promedio. A eso hay que sumarle los pasajes de avión y ómnibus que reciben mensualmente, que si deciden canjearlos por dinero en su totalidad, reciben un ingreso extra de 91.500 pesos (2.108 dólares). 

En la actualidad, el salario mínimo establecido por la ley Nacional de Empleo (Nº 24.013) es de 12.500 pesos (288 dólares), y se actualizará el 31 de mayo próximo.

Boletín de noticias