Tigre vence a Boca y es un campeón histórico

FUTBOL ARGENTINO 02 de junio de 2019 Por
Tigre 2-0 Boca El Matador descendió, pero logró su primer título en Primera
tigrecampeonsuper111
Tigre Campeon!!!!!!!!!!



Histórico. Tigre es campeón de la Copa de la Superliga. El equipo de Néstor Gorosito venció a Boca 2-0 en la final disputada en Córdoba y logró el primer título de Primera División en su historia. La próxima temporada disputará la B Nacional, pero también jugará la Copa Libertadores.

El Xeneize fue mejor durante los 90 minutos. Tuvo las más claras, con un Darío Benedetto que no puede cortar su racha negativa. En una ráfaga en el primer tiempo, Federico González y Lucas Hanson, de penal, convirtieron los goles del partido.

En la primera jugada del encuentro, Walter Montillo le metió un terrible planchazo a Julio Buffarini, pero Néstor Pitana no decidió sacarle una tarjeta. De a poco, Boca se fue acomodando y creciendo en la cancha.

Así llegaron las jugadas de peligros, como la de Benedetto. En el minuto 15, el Pipa se fue mano a mano con Gonzalo Marinelli y el tiro reventó el palo. La noche oscura para el goleador comenzaba.

El Xeneize estaba más cómodo, pero dejaba espacios atrás y el Matador lo aprovechó. Diego Morales enganchó varias veces, quiso meter un pase filtrado para Montillo, tras el rebote tocó a la derecha para González que enganchó y sacó el remate al primer palo. Esteban Andrada estaba mal parado y con su ayuda, la pelota se metió por abajo. Gol de Tigre para romper el cero.

El tanto le pegó duro a Boca, porque diez minutos después, una contra de terminó en penal. Pelotazo para González, que estaba en la misma línea. La bajó y asistió a Hanson, que en el mano a mano fue tomado desde atrás y arriba por Carlos Izquierdoz. El mismo delantero cambió el penal por gol y puso el 2-0 definitivo.

Ya en el complemento, fue todo de Boca. Tigre se tiró atrás y esperaba para meter una contra que nunca llegó. Fueron varias para el Xeneize: un tiro libre de Mauro Zárate, dos cabezazos de Benedetto (uno en el travesaño), centros de todos los tipos y una pelota que rozó el palo de arriba de Carlos Tevez.

Además, Marinelli estuvo seguro y con confianza para sacar todo lo que llegaba a su arco.

Tal vez no fue el mejor partido del Matador, que fue superado en por su rival. Pero es merecido el título. Tigre logró ser campeón ante todos los pronósticos. Un premio para un plantel que pagó caro los errores de jugadores anteriores. Un equipo que, comandado por Gorosito, se sacó la presión, se acordó de jugar y encantó a varios. Un verdadero campeón.

Boletín de noticias